¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad crónica en los bronquios que se manifiesta por tos, silbido de pecho y falta de aire en los pacientes. Que afecta entre 10-15% de la población.

Causas

El asma puede ser provocada por factores alérgicos y no alérgicos.

Asma alérgica: Es causada por pólenes, ácaros, hongos, mascotas y menos frecuentemente por alimentos.

Asma no alérgica: Es provocada por infecciones virales, ejercicio, contaminación ambiental, cambios de clima y de temperatura.

Síntomas

El asma tiene como principales síntomas:

  • Tos: puede ser seca o con flemas, empeora por las noches y con el ejercicio. Tiende a ser recurrente o de larga duración. En ocasiones la tos crónica puede ser el único síntoma visible del asma.
  • Falta de aire: Es una sensación de ahogo que se presenta con el ejercicio o al contacto con las diferentes causas mencionadas anteriormente. Puede ser leve, moderada o grave al grado de poner en peligro la vida y tener que ir al hospital.
  • Silbido de pecho: Es la presencia de un ruido como silbato cada vez que el aire entra y sale de los pulmones, en ocasiones se refiere como que “hierve el pecho” o ronrroneo. Tiene los mismo desencadenantes que la tos y la falta de aire.

Tratamiento

Tratamiento preventivo: Consiste en evitar las causas desencadenantes del asma y usar medicamentos anti inflamatorios a largo plazo que desinflamen los bronquios de tal manera que el paciente pueda estar sin crisis de asma y hacer vida normal. El medicamento ideal son los esteroides inhalados que está científicamente demostrado que disminuyen de manera importante los síntomas y evitan la mortalidad por asma. Parte del tratamiento preventivo es la aplicación de vacunas antialergicas en pacientes que presenten asma alérgica.

Tratamiento de rescate: Consiste en el uso de broncodilatadores inhalados. Estos medicamentos abren los bronquios en minutos, permitiendo que el paciente respire, evitando una hospitalización cuándo son administrados correctamente. No deben de usarse más de una semana.