PADECIMIENTOS
Regresar  
Regresar  
Regresar  
Regresar  


¿QUÉ ES LA RINITIS ALÉRGICA?
La rinitis alérgica es una enfermedad crónica de la nariz, en la que la mucosa nasal se inflama
cuando el paciente respira sustancias extrañas al organismo llamadas alergenos (polvo, caspa de animales, pólenes).

¿Cuáles son los síntomas?
La rinitis alérgica se manifiesta por cuatro síntomas principales,  (debido a la inflamación de la nariz).
 
Estos síntomas son:
comezón de la nariz, estornudos, escurrimiento de moco y nariz tapada, y se pueden presentar solos o combinados.

¿Cómo se hace el diagnóstico?
El alergista/inmunólogo tiene la capacitación especial y experiencia para diagnosticar los alergenos específicos
que desencadenan su afección, o para determinar si los síntomas son no alérgicos.
Su alergista hará una historia médica completa seguida de pruebas para evaluar la alergia.
Las pruebas cutáneas o análisis de sangre
son los métodos más comunes para determinar los desencadenantes de la rinitis alérgica.

Tratamiento.
Una vez que se han diagnosticado los alergenos específicos, su alergista/inmunólogo trabajará con usted
para desarrollar un plan para evitar los alergenos que desencadenan sus síntomas.
La inmunoterapia (vacunas contra la alergia) es un tratamiento que ha demostrado ofrecer alivio a largo plazo
a muchas personas que padecen de rinitis alérgica.
El alergista podrá prescribir medicamentos para disminuir los síntomas de rinitis alérgica.
Estos medicamentos pueden incluir sprays nasales con antiinflamatorios, pastillas antihistamínicas,
atomizadores nasales antihistaminicos o descongestivos orales.



¿CUÁLES SON LAS ALERGIAS DE PIEL?
La dermatitis alérgica de contacto se produce cuando su piel entra en contacto directo con un alergeno
y este ocasiona un enrojecimiento, inflamación, escamas, picazón o hinchazón de la piel en el lugar de contacto.

La dermatitis atópica (eccema) es una afección cutánea crónica relacionada con una alteración inmunológica
en las capas de la piel. Por lo general, comienza en la lactancia o primeros años de vida y se asocia con alergia alimentaria.

La urticaria (roncha) es una inflamación de la piel desencadenada cuando el sistema inmunológico secreta histamina,
que provoca que los pequeños vasos tengan pérdidas y se inflame la piel.
La hinchazón en las capas profundas de la piel se llama “angioedema”.
Las ronchas pueden producirse por causas no alérgicas como el calor o el ejercicio.
Las ronchas también pueden ser una reacción alérgica a medicamentos, alimentos o picaduras de insectos.


¿Cúales son los síntomas?
Síntomas de dermatitis atópica (eccema)
Inflamación de la piel con comezón, enrojecimiento o piel muy seca que:
Aparece como parches rojos
Pueden supurar o perder líquido, que forma una costra cuando se rasca
En los lactantes, el eccema a menudo aparece sobre las mejillas, frente o cuero cabelludo.
Los niños tienen tendencia a tener sarpullidos en la parte anterior del codo, muñecas, detrás de las rodillas y orejas.
Los adolescentes y jóvenes adultos generalmente tienen erupciones en los mismos lugares que los niños y,
además, en manos y pies.

Síntomas de urticaria (ronchas)
Inflamación de la piel o ronchas rojizas que se vuelven blancas a la presión y que cubren partes extensas del cuerpo
y migran de un lugar a otro, dan comezón, varían de tamaño e incluso pueden juntarse hasta formar como “tortas”.
El angioedema es la hinchazón de la piel que a menudo aparece sobre la cara, alrededor de los ojos, mejillas o labios.
Esta capa más profunda de inflamación también puede producirse en manos o pies, en los genitales,
o dentro del intestino o la garganta.

¿Cómo se hace el diagnóstico?
Identificar la causa de la irritación cutánea es esencial para aliviar los síntomas.
El alergista/inmunólogo tomará los antecedentes completos, observará la lesión de la piel y podrá realizar evaluaciones
para diagnosticar las alergias que podrían haber causado los síntomas.

Tratamiento.
Evite rascar o frotar las ronchas pues si se rasca se puede producir sangrado,
infecciones de la piel o daño permanente en la piel, con la formación de zonas endurecidas de piel.
Aplique compresas frías y cremas o aceites para ayudar a aliviar la picazón.
Evite los desencadenantes que causan la reacción.
El alergista lo ayudará a determinar cuáles son esos desencadenantes y podrá dejar antialérgicos tomados
o cremas antiinflamatorias dependiendo del caso del paciente.



ALERGIA A LAS PICADURAS DE INSECTOS
La mayoría de los seres humanos presentan un enrojecimiento o hinchazón en el lugar en que los pica un insecto.
Sin embargo, las personas que son alérgicas al veneno de los insectos tienen riesgo de una reacción mucho más grave.
Esta afección que puede ser mortal se llama “anafilaxia”. En el caso de la alergia a las picaduras de insectos,
el alergeno es el veneno del aguijón.

La mayoría de las reacciones graves son causadas por cinco tipos de insectos:
las avispas, las vespulas, las abejas, las hormigas y los avispones.

¿Cúales son los síntomas?
La mayoría de las personas experimentan dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar de la picadura del insecto.
Esta es una reacción normal que se produce en la zona de la picadura.
Se produce una reacción alérgica grave cuando el sistema inmunológico está involucrado y sobrerreacciona al veneno,
produciendo síntomas en más de una parte del cuerpo, por ejemplo:
 
•    Inflamación del rostro, garganta o lengua
•    Dificultad para respirar
•    Mareo
•    Calambres estomacales
•    Náusea o diarrea
•    Picazón o ronchas en extensas zonas del cuerpo

Esta reacción alérgica grave se llama anafilaxia.

¿Cómo se hace el diagnóstico?
El alergista realizará una historia médica completa, y luego hará pruebas de alergia para determinar qué alérgenos
(si los hay) lo ponen en peligro de reacciones graves ante las picaduras de insectos.

El tratamiento se basa en:
-Evitar el contacto con los insectos que pican es clave para tratar con éxito este tipo de alergia.
-Las vacunas contra la alergia (inmunoterapia) pueden ser un tratamiento prolongado efectivo
para la alergia contra la picadura de insectos. El alergista le dará vacunas con pequeñas dosis de su alérgeno,
permitiendo que su cuerpo construya una inmunidad natural al desencadenante.
-Si tiene una reacción anafiláctica, inyecte epinefrina de inmediato.



ASMA.
El asma es una enfermedad crónica que compromete las vías respiratorias en los pulmones.
Estas vías respiratorias, o bronquios, permiten que el aire entre y salga de los pulmones.
Si usted tiene asma, sus vías respiratorias están siempre inflamadas,
pero se inflaman más y los músculos alrededor de las vías respiratorias pueden estrecharse
cuando algo desencadena sus síntomas.
Esto dificulta la entrada y salida del aire de los pulmones, y da como resultado síntomas como tos, sibilancia,
disnea y/u opresión del pecho

¿Cúales son los síntomas?
Si su hijo tiene uno o más de estos síntomas comunes, pida una cita con un alergista/inmunólogo:
• Tos constante o que empeora debido a las infecciones virales, se presenta cuando el niños duerme,
o es desencadenada por el ejercicio y el aire frío
• Sibilancia o silbidos al exhalar
• Disnea o respiración rápida que se puede asociar con el ejercicio
• Opresión en el pecho. Un niño pequeño puede decir que le “duele” el pecho o que “siente algo raro”
• Fatiga que lo hace dejar de jugar.
• Evitar los deportes o las actividades sociales porque se cansa.
• Problemas para dormir debidos a la tos o dificultad para respirar

¿Cómo se hace el diagnóstico?
Un alergista diagnostica el asma haciendo una evaluación completa de los antecedentes médicos
y realizando pruebas de respiración para medir el funcionamiento de los pulmones.
Una de las pruebas se llama espirometría.
Debe respirar profundamente y soplar en un sensor para medir la cantidad de aire que sus pulmones pueden retener
y la velocidad del aire que inhala o exhala.
Este examen diagnostica la gravedad del asma y mide si el tratamiento está funcionando bien.
Muchas personas con asma también tienen alergia, por lo que su médico puede examinarlo para ver si tiene alergias.

Tratamiento.
No existe una cura para el asma, pero los síntomas pueden ser controlados.
Con un tratamiento adecuado y un plan de control del asma, puede minimizar sus síntomas
y disfrutar de una mejor calidad de vida. Esto implica tomar los medicamentos como se indica
y aprender a evitar los desencadenantes que producen sus síntomas de asma.
El tratamiento médico se basa en usar medicamentos inhalados de control que sirven para desinflamar los bronquios
y medicamentos inhalados de rescate o aliviadores que sirven para abrir con rapidez las vías respiratorias
en caso de ataques de asma.
En caso de que su asma sea alérgica además del tratamiento con medicamentos
se le pueden administrar  vacunas para la alergia.



ALERGIA A MEDICAMENTOS.
Las reacciones adversas a los medicamentos son habituales. Sin embargo,
todas las personas responden de manera diferente.
Solo entre un 5 y un 10% de estas reacciones se deben a una alergia al medicamento.

La reacción alérgica se produce cuando el sistema inmunológico sobrerreacciona a un medicamento
el que desencadena una reacción alérgica. Los medicamentos que más comúnmente producen alergia son:

•  Antibióticos, como la penicilina
•  Aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno
•  Anticonvulsivos
•  Tratamiento con anticuerpos monoclonales
•  Quimioterapia

¿Cúales son los síntomas?
Los tipos más frecuentes de síntomas alérgicos a los medicamentos son:
• Eccema cutáneo, en especial, ronchas
• Picazón
• Problemas respiratorios
• Inflamación, por ejemplo, en el rostro

¿Cómo se hace el diagnóstico?
El diagnóstico es clínico, su médico querrá saber:
•  Cuándo comenzaron los síntomas
•  Descripción de los síntomas
•  Duración de los síntomas
•  Otros medicamentos tomados durante este tiempo, incluso fármacos de venta libre

Si tiene antecedentes de reacciones a diferentes medicamentos, o si tiene una reacción grave a un fármaco,
el alergólogo está capacitado y tiene experiencia para diagnosticar el problema y ayudarlo a desarrollar un plan
para protegerlo en el futuro.

Tratamiento.
En la mayoría de las reacciones adversas, su médico podrá recetar un medicamento alternativo.
Para las reacciones graves, su doctor podrá recetar antihistamínicos, corticoesteroides o epinefrina.
Cuando no hay una alternativa disponible y el medicamento es esencial,
puede ser recomendable un procedimiento de desensibilización al medicamento.
Esto implica incorporar el medicamento, de manera gradual, en pequeñas dosis hasta que se logre la dosis terapéutica.



CONJUNTIVITIS ALÉRGICA.
La alergia ocular, también llamada conjuntivitis alérgica, se produce cuando algo a lo que usted es alérgico
irrita la conjuntiva, una delicada membrana que cubre el ojo y la parte interior del párpado.
Las causas más comunes de conjuntivitis alérgica son los alérgenos estacionales, como el polen y las esporas de moho.

¿Cúales son los síntomas?
Estos son los síntomas típicos:
•  Ojos llorosos
•  Picazón
•  Sensibilidad a la luz
•  Enrojecimiento
•  Sensación de aspereza
•  Inflamación de los párpados

Estos síntomas pueden producirse solos o junto con síntomas de rinitis nasal alérgica.
Normalmente aparecen poco después de la exposición al alergeno.

¿Cómo se hace el diagnóstico?
El diagnóstico se hace al examinar al paciente y por medio de estudios de alergia que permiten identificar
qué alérgeno está ocasionando los síntomas del paciente.

Tratamiento.
Evitar el contacto con el alergeno causal es el primer paso del tratamiento.
Las pastillas antihistamínicas  y las gotas oftálmicas a menudo se usan para el tratamiento a corto plazo
de los síntomas de alergia ocular.
Dependiendo de qué motivo causa su alergia ocular, las vacunas contra la alergia (inmunoterapia)
pueden ser efectivas para crear tolerancia a largo plazo a los alérgenos desencadenantes.



ALERGIA A  ALIMENTOS.
En la alergia alimentaria,
el sistema inmunológico sobrerreacciona a una proteína en especial que se encuentra en ese alimento.
Los síntomas pueden producirse cuando se entra en contacto incluso con una cantidad pequeña de alimento.
Muchas alergias alimentarias se diagnostican principalmente en niños pequeños,
si bien también pueden aparecer en niños mayores y en adultos.

Son ocho los alimentos que son responsables de la mayoría de las reacciones alérgicas:
•  Leche de vaca
•  Huevos
•  Pescado
•  Cacahuates
•  Mariscos
•  Soja
•  Nueces
•  Trigo

¿Cúales son los síntomas?
Las reacciones alérgicas a los alimentos normalmente se producen
unos minutos luego de comer el alimento desencadenante, si bien también pueden aparecer unas horas más tarde.

Los síntomas son:
•  Ronchas o piel enrojecida y con picazón
•  Nariz tapada o comezón, estornudos, ojos llorosos
•  Vómitos, calambres estomacales o diarrea
•  Angioedema o inflamación

En algunos casos, las alergias alimentarias pueden causar una reacción grave llamada anafilaxia.

Los signos de esta reacción incluyen:
•  Ronquera, opresión de la garganta o un nudo en la garganta
•  Silbido, opresión en el pecho o problemas para respirar
•  Hormigueo en las manos, pies, labios o cuero cabelludo

¿Cómo se hace el diagnóstico?
Es extremadamente importante un adecuado diagnóstico de las alergias alimentarias.
A menudo se piden pruebas cutáneas y análisis de sangre,
y también puede ser necesaria una prueba alimentaria de reto bajo la supervisión de su alergólogo para confirmar la alergia.

Tratamiento.
Actualmente no hay cura para las alergias alimentarias, ni hay medicamentos para prevenir las reacciones.
Pero sí existen medidas que debe tomar para tratar su afección.
La más importante es evitar estrictamente el alimento que causa la reacción alérgica.
Lea las etiquetas de los alimentos para asegurarse de no comer comidas que contengan alimentos a los que es alérgico.
En el caso de reacciones leves, los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar los síntomas.
Si padece de alergias alimentarias graves y presenta reacción anafiláctica es importante
que lleve consigo una epinefrina autoinyectable.




ALERGIA A LÁTEX.
Las alergias al látex son más comunes en las personas que tienen una exposición regular a los productos de látex,
como los guantes de látex.
Es por eso que esta alergia es más común entre quienes trabajan en el campo de la medicina
y las personas que han sido sometidas a varias cirugías.
Aproximadamente un 50% de las personas que padecen de alergia al látex tienen antecedentes de otros tipos de alergia.
Además ciertas frutas y verduras, como el plátano, kiwi, aguacate y el tomate pueden producir síntomas alérgicos
en algunas personas sensibles al látex.

¿Cúales son los síntomas?
Hay diferentes tipos de reacciones que pueden producirse por el contacto con el látex,
hay reacciones leves que usualmente se presentan localmente y son:
- Dermatitis de contacto de tipo retardado
- Enrojecimiento de la piel
- Piel escamosa
- Picazón en la piel
- Picazón u ojos llorosos

Hay personas que pueden presentar reacción alérgica grave o anafilaxia y presentan los siguientes síntomas:

Eccema rojo, con ronchas, que generalmente produce comezón
Inflamación de la garganta o de distintas partes del cuerpo
Silbido de pecho y/u opresión
Dificultad para respirar
Desmayo
Voz ronca
Problemas para tragar
Vómitos
Diarrea
Calambres en el estómago
Color pálido o rojo en rostro y cuerpo

¿Cómo se hace el diagnóstico?
El alergólogo analizará su historia clínica y luego hará una evaluación para determinar si tiene alergia al látex.
Las pruebas cutáneas o análisis de sangre son los métodos más comunes para determinar si usted es alérgico al látex.

Tratamiento.
La única manera de prevenir una reacción alérgica al látex es evitar la sustancia y considerar alternativas.
Los productos sintéticos también son seguros.
Quienes padecen de alergia al látex deberían usar siempre sustitutos de los guantes de látex,
por ejemplo, guantes de vinil o nitrilo.
Si tiene reacciones cutáneas leves al látex, los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar los síntomas.
Quienes tienen riesgos de tener una reacción anafiláctica grave al látex siempre deben llevar consigo
epinefrina inyectable para cualquier emergencia.




PROCEDIMIENTOS.


¿QUÉ SON LAS PRUEBAS DE PARCHE?
Es la aplicación de alergenos en la piel, usualmente alimentarios,
los cuales se dejan en contacto con la piel y cubiertos con parches de 48 a 72 hrs.
con el fin de buscar una respuesta alérgica tardía mediada por células.

¿QUÉ ES LA INMUNOTERAPIA?
Consiste en la aplicación de vacunas contra la alergia, ya sea tomadas o inyectadas,
las cuales estimulan nuestro sistema de defensa para producir anticuerpos (defensas)
contra la(s) sustancia(s) que nos ocasionan alergia.
son el tratamiento definitivo para el control de la enfermedad alérgica.

¿QUÉ SON LAS PRUEBAS CUTÁNEAS DE ALERGIA?
Consiste en la aplicación sobre la piel (espalda o antebrazos) de pequeñas gotas de alergenos preparados en laboratorios
los cuales se introducen en la piel haciendo un rasguño por medio de una lanceta.
La reacción que se mide es la reacción inmediata de alergia que se presenta 15 min.
posterior a la introducción del alergeno y se manifiesta con la formación de roncha, enrojeciendo y comezón local.
Esta prueba permite identificar las sustancias causales de la alergia en el paciente.
Alergia Alergia Alergia Alergia
Regresar  
Alergia
Regresar  
Alergia
Regresar  
Alergia
Regresar  
Alergia
Regresar  
Alergia